Soy una geminiana de 27 años, medio fotógrafa, medio poeta; casi la anticristo, cafeinómana, ansiosa y depresiva (desde antes de la pandemia) con una relación a distancia. PD: Soy la morra de la que fácil se olvidan y difícilmente recuerdan.

Todos los textos por Angélica Paulina Cervantes Enríquez