Plugged-in-fiel

4 septiembre, 2021

Debajo del concepto, la idea.

Debajo de tu tacto, la piel.

Aquí te dejo sobre la mesa los pedazos de una idea.

Después viene la pregunta, a regarse: ¿por qué?

 

Mira, debajo de la mesa, entre los muslos, la piel.

Después viene el sabor amargo: mentira.

 

Entre tu piel y su piel, la conexión.

Entre mi piel y tu piel, infiel.

 

Aquí te dejo sobre la mesa, el licor regado de la venganza.

Después viene la cruda moral y la pregunta que no calla: ¿por qué?

 

Mira debajo de la mesa, entre mis muslos, la piel que no es tuya.

Después viene el sabor amargo, vomitar el dolor que me causa. 

por

Soy una geminiana de 27 años, medio fotógrafa, medio poeta; casi la anticristo, cafeinómana, ansiosa y depresiva (desde antes de la pandemia) con una relación a distancia. PD: Soy la morra de la que fácil se olvidan y difícilmente recuerdan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *