Me dedico principalmente a tratar de no dedicarme a nada, a pensar en cosas que tengo dejar, hacer, pensar y luego a cambiar todo eso por poco más de lo mismo, luego intentarlo otra vez, y tratar de no repetirme, hacer lo que quiero hacer, pero olvidándolo poco, mucho, bastante y lo suficiente para poder dormir por las noches. Básicamente, lo mismo que hacen la gran mayoría de las personas; aprender, saber, demostrar y darse cuenta que no saben nada, ese es el mérito, ahí está el verdadero mérito y la razón del ser humano. Cometer el delito y luego entregarse.

Todas las entradas por Guillermo Orma

La noche más larga del año
La noche más larga del año
No sabía cómo empezar esto. Supongo que la mejor manera es hacerlo de la forma más honesta. Ya no eran ...
Leer Más
· · Narrativa
Tal
Tal
¿Cuál es tu palabra favorita? Tal. ¿Cuál sería tu proyecto o colaboración ideal? Un libro mal hecho, sin sentido pero ...
Leer Más
· · Perfiles
Sobre el espejismo y sobre mí
Sobre el espejismo y sobre mí
Copilco, Miguel de Quevedo, Derechos humanos y Coyoacán. La mañana se extiende lo que dura el sol en llegar a ...
Leer Más
· · Inside
Entre Elvis y Monet
Entre Elvis y Monet
La ley natural de este mundo es el devenir, todo llega y todo se va, el dinero, la suerte, el ...
Leer Más
· · Inside
Apocatástasis o de cómo me he perdido entre los kalpas
Apocatástasis o de cómo me he perdido entre los kalpas
No recuerdo ni quiero recordar nombres para ahuyentar la nostalgia. Al entrar en el bar aquella noche, advertí que todos ...
Leer Más
· · Inside