Insustancial

Siento que me aburro profundamente. No logro comprender por qué estoy aquí.

¿Qué hago aquí? ¿Por qué hablo con la gente? ¿Por qué estoy vestida de esta manera? Mi pasión está muerta.

Estoy arrebatada y arrastrada: en la actualidad me siento vacía. Pero esto no es lo peor; delante de mí, plantada con una especia de indolencia, había una idea voluminosa e insípida. No sé muy bien qué es, pero no puedo mirarla, me da mucho asco, e incluso miedo. Y es que no puedo reconocerme, ni en el espejo, ni en mi canción favorita.

Estoy tan confundida, no logro comprender lo que soy, lo que fui y mucho menos lo que seré. ¿Y qué seré? Polvo. ¿Por qué me resulta tan complejo entenderme? No soy nada. Soy pasajera, como tú, como todos.  Ya estoy hasta la madre de vivir en mi cabeza, encerrada, sin salida, siendo mi peor enemigo.

No olvido esa idea insípida, la siento recorrer todo mi cuerpo. No tengo ni puta idea de qué es, de dónde viene y por qué ha llegado en este momento. Me da miedo, mucho miedo y asco. Al fin me reconocí en el espejo,no me gusta lo que emana de mí.

El hecho es, que me quebré.

Fotografía por Jocelyn Catterson

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *