Desapareciste

Te perdiste, te diluiste de entre la noche, con un último gesto -cual traguito, de azucarados bordes. Te bebí y me perdiste.

Ojalá te gustaran mis versos… Sin compás, ni armonía y sin mucho esfuerzo. Sólo recopilo los últimos pensamientos. ¡Quisiera cuestionarme por qué hago esto! pero ya no encuentro motivo para seguirme mintiendo.

¿Cómo te explico lo que siento? Apareciste tan de pronto, como lluvia en mes de mayo. ¿O era marzo? … * pellizco * La gente suele pellizcarse cuando creen que lo ocurrido ha sido demasiado bueno para ser cierto.

En términos prácticos, te dibujo sólo entre el humo de un cigarrillo, el sabor cortante de un buen vino y el placebo de tus labios carcomidos. Quisiera preguntarme por qué te he conocido, no pretendo aferrarme a la idea tuya. Es más, ni siquiera lo concibo.

Sólo entiendo que me gustaste desde el minuto uno, pero de «casualidades» ya me ha inundado el corazón el jocoso destino. Bien podrías ser otro vinilo, colgado por los pasillos de mi recinto…

pero prendimos el tocadiscos.

Fotografía por Tatjana Suski? Ninkovi?

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.