Tenía miedo

8 febrero, 2019

Un día simplemente me dieron ganas de ya no saber de ti, me sentí tan harta de ti, de tu recuerdo. Desperté y no fuiste lo primero que pensé, ya no me pregunté si habías salido la noche anterior o si habías despertado solo o acompañado. No me preocupé por si habías llegado bien a tu depa, o en pensar que te podía llevar para la cruda que seguro tenías.

Supe que te estaba superando por que en algunos días no he visto tu Instagram (suena estúpido, lo sé), de hecho hasta deje de seguirte, porque comprendí que me hacía mal estar viendo lo que hacías, y  que raro,  ahora eres muy activo en redes sociales.

¿Te acuerdas de nuestra canción?  You’re my water when I’m stuck in the desert, you’re the Tylenol I take when my head hurts, you’re the sunshine on my life… equis yo sé que posiblemente no la recuerdes, pues bueno ya la borre de mi playlist y déjame decirte que arruiné una canción tan bonita dedicándotela y de paso  borré toda esas canciones horribles que me hacías escuchar.

Una parte de mí se empezaba a cansar de ti, de tu control, de tener que pensar lo que decía y como lo decía para no molestarte. De no poder ser yo misma, de extrañar como era antes de ti, eso fue  lo que me motivo para salirme de tu infierno, estoy rompiendo con el miedo de quedarme sin ti, de estar sola. Estoy  dejando de forzarme a mí misma a seguir a tu lado. Estoy aprendiendo a olvidarte.

Y deja decirte que no es que me haya alejado de ti porque quería, tú te encargaste de hacerme a un lado, con tus desplantes, con tu forma tan sutil de ignorarme, con tu forma de manipularme para que siempre hiciera lo que tú quisieras, con tus “errores” intencionados, eres tan tóxico.  Lo que siempre dije que no le permitiría a alguien te lo permití a ti, pero no es tu culpa fue la mía.

Tenía miedo de que te fueras y quedarme vacía y mira lo que son las cosas,  la que se fue fui yo, me sentía más vacía a tu lado que ahora que estoy sin ti.