Siete

En el laberinto de lo inhumano estás perdido

recorres la ausencia y pisas la esencia

Te di el siete porque no me gusta más ese número impar

Busqué estrellas y no había.

Golpea mi cara, quiero despertar

He de agregar que fue suntuoso mientras me encerraba en la pecera y me gastaba horas arreglándome las uñas, exfoliandome minuciosamente el cuerpo. Finalmente me estoy vaciando, después de tantas promesas sin cumplir, de tanto llorar, la pecera se llenó. El gusanito que se metió dentro de mí, se estaba comiendo mi corazón pero ya lo saqué. Me di cuenta que no tengo la respuesta y que terminar mal mis textos es un patrón que debo aniquilar.

Fotografía por asketoner

Janis
Autor

Creo que tengo el síndrome de Peter Pan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *