¿Qué es?

Desde muy pequeña era demasiado ansiosa, movía mis piernitas gordas bruscamente porque ya quería la mamila con leche caliente sin importar que eso quemara, en el kinder molestaba a todo el mundo por igual y siempre llamaban a mis papás, no sólo para acusarme por llevarme pesado con los niños y subirle la falda a las niñas (era para que se enojaran, no porque me gustaran), a los siete ocho me llevaban con el homeópata porque me mordía las uñas. Obvio es mucho más complejo que no dejar de morderte las uñas, o los lápices, o comida. Somos seres llenos de preocupación, intranquilidad y un miedo excesivo. Y el rollo no termina ahí, sino que también tenemos síntomas super horribles y que se pueden presentar desde algo leve como sudar mucho, irritarnos por cualquier pinche pequeñez, estar súper cansados como si de veras no pudieras con tu propia alma (y en realidad no puedes), en clases no logras entender las cosas y no porque no tengas la capacidad, es que no puedes concentrarte en el tema más importante que vendrá en el examen parcial, ah! añádele que tampoco puedes dormir o en el mejor de los casos duermes dos horas, (no concentración+no dormir)2= «es que por eso andas todo el día de jeta», porque «no duermes por estar en el celular». También hay quienes suelen ser como niños con TDAH sin tomar su dosis diaria de metilfenidato y llevar una dieta a base azúcares industrializados, pero si sufres de ansiedad y depresión eso no pasa, pero pasa que deseas poder moverte, salir corriendo, arrancarte el tejido capilar y no puedes porque es como la mamá de tu ex, si ella dice «no te casas con ella» pus no lo haces por más que quieras porque Mami ya habló, y sí, así de cabrona es la depresión. Somos personas que llegamos a tener dificultad para respirar, sientes que te estás ahogando, que no hay aire suficiente y comienzas a lagrimear y la gente piensa que es un berrinche, really dude?.

Piensas que eso es todo? Noup, esop no es todo, también llegamos a tener algunas pequeñas afecciones cardiacas y aveces ni tan pequeñas, porque la primera vez que te pasó llegaste a urgencias y el médico dice «es un ataque de ansiedad» -Qué? claro que no!, he tenido ataques de ansiedad y no me dejaban inmóvil.- y al día siguiente tuviste una bradicardia mayor que terminaste conectada a aparatos en la sala de Urgencias de un hospital boutique de Cardiología porque en el hospital al que tienes derecho no tiene un simple electro, y claro como eres hija única tus padres asustados te meten al primer lugar sin importar lo que tengan que pagar después.

Fotografía por Camerafilmlens

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *