Ojalá no fuera real

El amor más grande y verdadero,tan verdadero que se volvió tangible y dormía a mi lado.
Florecimos tanto que para nosotros todo el año fue primavera.
Una fuente de ternura inagotable que te invade hasta el hueso.
Fuegos artificiales en nuestra habitación cada noche,una fiesta solo de dos que terminó por ser un funeral.
Las jacarandas de tus ojos se marchitaron y los fuegos artificiales se apagaron.Ya no eras tangible ni dormías a mi lado.Y terminó,mi temor más grande se volvió realidad.
Ahora tengo que vivir como si nunca hubiera compartido la primavera contigo.

Fotografía por Sakis Dazanis

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.