Nulo para La Francia

Que triste no tener la capacidad de hacerle entender al otro cuánto sientes, en qué medida su existencia produce un fuerte impacto en ti.

Te sientes tan impotente. Es incomprensible cómo el lenguaje no puede fluir de forma correcta. Es como si el otro estuviera sordo, hablara otro idioma, como si intentaras expresar todo a un niño terco que se niega a escuchar tus palabras, tus argumentos, tus sentimientos.

Espero que nunca tengas que ocupar este lugar. No sabes cuánto duele, definitivamente NO SABES CUÁNTO DUELE SER INVISIBLE ANTE OTRAS VIDAS.

Fotografía por Steven Simon

Paolette
Autor

Mi deporte favorito es inflar egos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *