Mortinato

Todo estaba dado por sentado desde la primera cita, nada iba a salir bien luego de eso. Fue un desastre y un año después lo sigue siendo … No congeniamos, no sentimos esa chispa que desata el fuego, ¡no!

No te entiendo ni me entiendes. No das y yo tampoco doy. Tenemos el alma llena de heridas que nunca nos vamos a lamer. No estamos dispuestos a sentir el amor quemando la piel.

Lo intenté, lo juro, lo intenté mil veces, pero no somos los indicados. No hay química, no hay sincronía, no hay telepatía, no hay lugar para conspiraciones … todos esos fenómenos están vetados entre nosotros.

Fotografía por Steven Simon

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *