No soy un girasol

21 octubre, 2021

Como un diente de león que nadie espera, crece sobre la grieta.

Todos miran indiferentes, como si hubiera estado ahí siempre.

Nadie lo extraña. Nadie lo busca.

Espera y muere. La grieta seguirá, pero él no.

Nadie entristece. Nadie sabe que no esta más ahí.

“¿Por qué no fui un girasol?”  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *