Filofobia

21 octubre, 2021

Todo empezó por un motivo
Aprendí lo que me enseñaron,
fui lo que predeterminaron.
Yo desaprendí, para no sufrir tanto.
Bajé de la luna
donde solía vivir con mi madre.
En ese momento sentí que me humillaba.
Prendí fuego a todos mis recuerdos,
lo acontecido después fue el camino
que debí recorrer para saber más.
Me absuelvo por supuestamente haberme movido
hacia la dirección incorrecta.

Creé con mis afectos enfermos aquel monstruo cotidiano.
No me enseñaron a amarme.

Insistí.

Hice lo que pude, por miedo o por orgullo,
nunca quise hablar.
Me quedé con aquel que no me respetaba.
Recibí gente que no me merecía.
Hice todo lo que inconscientemente me permití.
Yo me perdoné,
te perdoné.
La culpa no fue tuya, dejo de odiarte.
Regresé yo,
ser fantástico que fui.

Mi piel se envolvió en auroras boreales.
Sigo
Creo
Confío.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *