LUNA TANZANITA

Penurias ocurren en mis días, estoy apunto de ceder ante el dictamen de mi pensamiento, el cual me indica terminar con la miserable vida que tengo; en la que no importa mi presencia para ningún ser humano.

Le pido al creador de galaxias estar a su lado en mis noches vacías y me explique mi existir en esta realidad sin ser más que los demás, siendo tanzanita muy raro de encontrarme a mi mismo. Ya que, solo existe un pequeño yacimiento de mi alma en el dedo gordo de mi pie izquierdo.

Recuerdo a cada momento de mi vida pasada las frases del violador que resuenan en mi cabeza, incluso en mis más extintos días; ¡Eres la peor basura que pudo haber existido! ¡Nadie te amará nunca por ser escoria putrefacta!

Me observo al espejo para comfrontar aquel fantasma: él monstruo en todos mis armarios, esta presencia demoníaca que devora la inocencia de un niño, es la razón de no conciliar el sueño en plena madrugada.

Es sábado por la noche y mis demonios salen a festejar, de esta manera bajo la guardia para sentirme tranquilo una vez por semana.

Fotografía por Thomas Listl

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Inside
Daniel Lara

Una criatura inhabitual que prefiere las plantas sobre las personas, que aún le pide deseos a la luna, que entrega mucho y que le encanta pasar las tardes de domingo horneando panqueques, ese soy yo.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *