La maldita Hidra de Lerna

18 abril, 2021

Voy a cerrar los ojos y dejarme ir mientras preparo café y observo como arruinas todo.

Voy abrir mi corazón como si de una bóveda con tesoros se tratara, mientras el café se quema y yo no hago nada.

Y cuando entres y arruines todo, te darás cuenta que la bóveda está vacía, yo apagaré el café y fingiré que no siento nada, seguro diré algo como: “el verdadero viaje es el camino, no el destino”. Te sentirás confundida.

Tal vez te vayas y de vez en cuando voltees hacia atrás, espero que no, porque eso sólo sucederá cuando te sientas mal, El café se enfría.

Notarás que no puedes romper algo que ya estaba roto, es tarde para eso… la bóveda ha estado abierta mucho tiempo, los pedazos se hicieron pedazos más pequeños y esos pedazos se hicieron polvo. Con el tiempo el aire esparció el polvo por esos rincones que seguro notaste que nadie más tocó…. Pero, no te confundas, no soy omnipresente, soy la maldita Hidra de Lerna.

Con el tiempo volveré a cerrar los ojos porque, para ser sinceros, me gusta mucho el café y ya no tengo nada que perder.

P.D.: El café está exquisito.

Fotografía por Alberto Polo Iañez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *