Kind of blue

3 mayo, 2020

Cuando el tiempo me alcanza en su inmensa relatividad y la cotidianidad se hace escarcha, el cobijo de la melancolía y el calor de un cigarrillo vuelven mi pensamiento a la apreciación de lo simple, lo llano y lo fugaz, amar la vida es amarlo todo, hasta el odio.

Comment 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *