Incinerate

9 noviembre, 2020

Hace tiempo dejamos de controlar lo que nos afecta, Thomas Bernhard. La verdad es que no podemos delimitar hasta dónde pueden ocurrir los daños, ni evitar los fallos, sabemos que lo nuestro estaba destinado a quemarse, lo supe de inmediato, sabía perfectamente que se desvanecería el recuerdo de tu rostro en algún momento, lo supe desde el día en que escuchamos juntos Incinerate de Sonic Youth, vi cómo todo se quemaba y se esparcían los restos de ti frente a mis ojos, sentía cómo soltabas mi malo lentamente, y tuve esa pequeña sensación de asfixia e intoxicación. Tuve el más grande salpicón de realidad.

Thomas, voy a extrañarte.

Fotografía por: Giorgibel

por

Persona que sufre de alucinaciones. Sigo aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *