Comisura

1. ¿Cuál es tu palabra favorita?: Comisura

2. ¿Qué soñaste anoche? Si no te acuerdas, relata algún sueño reciente del que te acuerdes.: Un sueño recurrente:
Se convoca por anuncios radiofónicos a las mujeres longevas de cada familia, para que asistan a un desierto con el propósito de sumar oraciones y crear brebajes que consigan revertir la ceguera que aumenta en la población mundial (producto del aire tóxico). Cada una recibe un molcajete (a modo de mortero) y canastos dispuestos de plantas, flores, miel, etc. Insumos que en una entrevista previa solicita cada una… Después todo es borroso.

3. ¿Cuál es la película que más te ha hecho reír?: Dumbo.
La veo mínimo tres veces al día, de lunes a sábado, suficiente para olvidar las anteriores.

4. ¿Qué canción te gustaría que pusieran en tu funeral?: John Coltrane de fondo hasta que se agote el tiempo pagado en el paquete funerario.

5. ¿Cuál es tu definición de «arte»?: Mirar con otros ojos la «realidad», para después crear y transmitir.

6. ¿Cuál sería tu proyecto o colaboración ideal?: Charlas y lecturas de narrativa con lenguaje de señas y braile simultáneo.

7. ¿Cuál es el mejor consejo que alguien te ha dado?: No tomarme muy en serio los consejos.

8. Si pudieras cambiar algo del mundo, ¿qué cambiarías?: La insatisfacción por cada cosa, los privilegios crearon a millones de inconformes.
Nada se nos debe.

9. Un pingüino entra a tu cuarto con un sombrero puesto. ¿Qué es lo primero que te dice y por qué está en tu cuarto?: P- ¿Gin tonic o té?
El pingüino prefiere leer cuentos cortos acompañado.

10. Describe (en 100 palabras máximo) a qué te dedicas.: Busco superar el flan napolitano de mi madre; acepto cada día que el arroz está fuera de mi jurisdicción.
A frenar mi continua necesidad de trasmitir gustos y deseos a mi hija (un acto de amor).
Me enamoro a cada parpadeo de fotografías para inspirar me y después escribir cosas malas, regulares y ocasionalmente algo me sorprende.

Miriam Carreón Zoeller

Mi cuerpo joven conoció tu sexo, te hice con mi sexo, fuiste buena y el anciano que soy se congeló mientras contaba historias de victorias pasadas para hacerte dormir. Macarena eres la suerte que voy a fracasar 20 veces más, quiero bordar flores a tu corazón, ahora que soy como un ciego que hace malabares con aguja, hilo y dedal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *