Ven. Yo invito.

Dame en la madre. Ven, te invito.

Enamórarme hasta el hueso y destrózame con cada palabra y caricia.

Vuélveme loca en cada movimiento y déjame saborear tus labios egoístas.

Pierde tus dedos sobre mí para mantener el recuerdo sensible.

Ven, destrózame el alma y desgárrame sutil, despacio, suave…

Déjame disfrutar de cada sensación y cada sentimiento.

Ven. Yo invito.

Fotografía por Lars Wastfelt

Avatar

Soy el resultado de una combinada personalidad e inexplicable pensamiento. Soy un punto de vista, una manera de hablar, una pasión reflejada en imagen y texto. De personalidad múltiple pero controlada. Publicista y fotógrafa; amante del arte, las letras y la cultura visual. Creyente del talento nacional y polea de aquellos que buscan sobresalir a partir de sus pasiones. Con "corazón roto" de nacimiento e inspirada en las nostalgias de la vida en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *