Vamos a buscar perreo en Cannes

1 julio, 2018

Voy a dejar muchos huecos en esta historia, lo prometo. Es una promesa y no una advertencia porque yo ya he dejado de creer en precauciones.

Tenemos esta gran promesa, de esas que se se haces los que se quieren. Tenemos esta gran promesa y no la vamos a dejar ir.

¿Que habría sido de no encontrarnos? De de no juntar tus ojos con los míos aunque estemos medio ciegos. De no juntar nuestra necesidad de hacer cosas bellas, después de haber sufrido tanto.

Tenemos esta gran promesa, de hacer historias que los hagan llorar, igual que nos han hecho llorar.

Tenemos esta gran promesa, de que escuchen todo lo que tenemos que decir. De que la gente se extrañe, de que la gente se ame, de que la gente se olvide.

¿Te acuerdas cuando vimos LOVE? ¿Que habría sido de no haber visto LOVE? De no salir a bailar, ni platicar en el pasillo.

Me pregunto si Iñárritu y Lubezki platicaban en los pasillos, y fumaban un chingo, y lloraban por sus ex. Si Sofia y Gia Coppola platicaban sobre los colores por horas, y la textura de las voces, y la luz que pasa a través de las cortinas.

Tenemos esta gran promesa, y no la vamos a dejar ir. De incomodar a los señores tiesos de Cannes, y después ir a bailar.

Fotografía: Anton Fadeev