Tedio

Sentir el tedio

hasta desbordarse en llanto.

¡Qué sentimiento tan potente!

¡Tan sublimador!

Como si la ausencia de una perturbación externa,

de contacto con ese mundo aparentemente cruel,

te revolcara por dentro

hasta hacerte vomitar

en lágrimas

tu propia

condena.

Fotografía por Jocelyn Catterson

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *