¿Te está matando, Susana?

Me pregunto si hace un año me hubiera gustado más esta película. Recuerdo que me la recomendó mi ex porque en una parte Gael García dice “porque te quiero, pendeja” cuando su esposa le dice que no esperaba que la fuera a buscar.
Honestamente yo me imaginaba que la película iba a ser una odisea heroica donde al final los amantes se reúnen, aprenden un par de cosas y eso sí, sufren un chingo.

Quiero dejar esto bien claro. Sí, te busqué. Porque te quería, porque te admiro y porque nos tenía fe. Pero no por un berrinche egoísta como el de Gael, donde él pretendía seguir de cabrón y tener a su mujer atada.

Entiendo perfectamente que te identificaras con ella, porque siempre tuviste la necesidad de sentirte libre, de sentir la emoción de huir aunque no supieras muy bien de que huías. Ahora que no dueles, puedo entender mejor que sentiste, que querías, y que querías creer que sentías.

Ojalá Gael hubiera entendido esto. Se hubiera ahorrado muchos problemas y mucho dolor, aunque en el fondo, siento que era lo que buscaba. ¿Cuantas veces no nos hemos entregado a causas perdidas sólo por sentir la emoción de la lucha?

Aquellos que han amado y perdido (porque seguimos haciendo de el amor una guerra) saben muy bien de que hablo. Se vuelve un vicio, entregarse y luego sufrir. Ese pinchazo en el pecho, el temblor de las manos y el sudor frío. Recordándonos que la última vez que lo sentimos fue porque amamos.

Oye Gael, ¿te está matando Susana?, o fue sólo parte de la novela que te escribiste porque cómo artista, a veces buscamos sufrir.

Fotografía: Ding Ren

No se han encontrado entradas.