Solo quiero tener un buen sueño

Me fascinas desde que te vi, pero para no sonar tan patética diremos que »Me llamas la atención».

Podría arreglármelas para conseguir tu número, mensajearnos un poco, y pedirte una cita. ¿Pero qué podemos hacer en este pueblucho sin gracia? Eres demasiado guapo para encerrarte en la oscuridad de un cine, y demasiado real para uno de esos pretenciosos cafés forrados en ídolos del rock n’ roll hechos para postear fotos.

Sí nos echáramos en algún lado a contar los colores del cielo sería perfecto, podría pretender prestarte atención a lo que dices mientras aprendo de memoria tus gestos, tu olor, y tus rasgos; con eso me basta para soñarte y amarte en mis mundos hasta que me mames, es todo lo que necesito.

La cita perfecta, pero…¿Y si te ríes de mi invitación?

Fotografía: mosthvost