Rompí tu cariño

En el pánico de la incertidumbre preferí tener algo seguro:

mi soledad.

Me arranqué la costra aún sabiendo que iba a sangrar.

Odio el olor a hierro,

si fuera tu herida lamería tu sangre

como besé tus piernas.

Olvidé que ese día me cargaste en el río;

me lancé al agua esperando ahogarme

y es que quizá he olvidado lo que es estar bien: y es que quizá he olvidado lo que es estar bien.

Noche contra ventana,

trópico, jungla y miedo.

Nunca dejé de estar entre tus brazos

y me calmaste con un leve susurro

“tranquila, es el viento”

tranquila, aquí estoy: cada día a tu lado.

Descubrí que mi miedo es al cariño,

presumo de amores y no sé a qué sabe la compañía…

…imagino que a tus labios

Sin palmadas en la espalda,

con lágrimas en los ojos

en el cachete y en mi boca.

Frente contra frente; sin decir nada.

Juntos

c ó m p l i c e s

Tú;

te dibujé y te escribí:

quería asegurarte que valía la pena quererme.

Ayer supe que nunca lo dudaste.

Noche entre los dedos,

calor y mi capacidad de olvidar: y la tuya tan buena de quererme recordar.

¿necedad?                          ¿necesidad?

Ansío días a tu lado.

Poner tu brazo alrededor de mi espalda.

Cerrar los ojos: ¿tú qué viste?

¿qué piensas?

¿me quieres?

¿me vas a extrañar?

v u e l v e

Fotografía: ding ren

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.