Reencuentro

1 octubre, 2019

Después de 5 meses sin hablar contigo, desde aquella nuestra última vez.

Sin decir nada me alejé, sin despedidas, en silencio.

Yo por querer luchar en algo que sabía que no tenía futuro, pero me aferré, y es el peor error que cometí (me traicione).

Yo sin saber que mientras yo sufría por alguien más, tú lo hacías por mí, que ponías en práctica tú poco catecismo y le pidas a Dios que me cuidará, que tú me querías en tu cumpleaños, la querías pasar conmigo y yo no estuve (por querer estar con quién no quería estar conmigo).

Tus amigos tal vez me odien por dejarte así, tú que siempre me buscas, que a pesar de lo ojete que me puedo comportar y se que te duele, estás ahí, me has aguantado desplantes, llegadas a destiempo, me has esperado más de dos horas, sólo porque quieres estar conmigo, recordé lo bien que me hace platicar contigo, que podemos hablar de todo y a la vez de nada, el que me abraces, me toques el cabello, me pechisques, sólo porque te da ansiedad, había olvidado lo bien que es estar contigo.

Se que no somos nada, pero a la vez lo somos todo, somos eso que ante los amigos no se demuestra, pero en el cuarto de un Hotel las palabras salen sobrando.

Aceptó nuestro trato, porque si algo me enseñaste y algo aprendí en este tiempo; el amor no tiene nada que ver con el sexo.

Me gusta salir contigo, que te tomes el tiempo para arreglar nuestras diferencias, que me perdones por ser tan «culerita» como tú lo dijiste, me haces sentir bien.

No soy de arrepentirme de nada, pero hoy comprendí que por jugarle al «amor lo puede todo» te dejé a un lado, te dejé sin explicación alguna, se que tal vez esté pagando mi Karma, pero juro que lo quiero arreglar contigo, no más dudas, no más cosas sin decir. Algo que siempre te voy agradecer es que me hayas enseñado a decir las cosas claras, sin medias tintas.

Tus consejos, son certeros : el «no porque te rompieron el corazón una vez, quiere decir que siempre lo harán».

Encontrarás alguien que valga la pena y tienes razón.

Me hubiera encantado ir a ese concierto contigo, ese era mi boleto, pero no respondí.

Se que vendrán cosas mejores y que quiero que estés en ellas, como amiga, como lo que quieras pero ahí.

Fotografía por Santo

 

por

La rara de la clase, fiel creyente del amor bonito. Futura criminóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *