Querido tiempo

Hoy te escribo a manera de tregua, no de reclamo. Te escribo para aclararte que mi sentir y vivir no dependerá más de ti. Te escribo para agradecerte los momentos que hemos disfrutado y los instantes que has grabado en mi dormir. Gracias por alargar los segundos anhelados y ser justo con las horas de insomnio.

Tiempo, hoy en tregua, quiero pedirte que al dormir vayas borrando los rastros de a poco, vayas borrando palabra, caricia, hecho y memoria, para que al despertar regrese a mi cabeza y corazón, un poco de la cordura que él me arrebató.

Tiempo, siempre me han dicho que sanas todo, pero esta vez no quiero sanar, más bien olvidar.  La herida nutre pero las memorias duelen.

Querido tiempo, hoy a manera de tregua te entrego mi amor a cambio de olvido.

Fotografía por Nastya Pestrikova

Avatar

Soy el resultado de una combinada personalidad e inexplicable pensamiento. Soy un punto de vista, una manera de hablar, una pasión reflejada en imagen y texto. De personalidad múltiple pero controlada. Publicista y fotógrafa; amante del arte, las letras y la cultura visual. Creyente del talento nacional y polea de aquellos que buscan sobresalir a partir de sus pasiones. Con "corazón roto" de nacimiento e inspirada en las nostalgias de la vida en general.