Punzo cortante

Qué miedo me da la gente que dice te quiero con tanta ligereza, como si fuera una palabra vacía.

Me imagino que, de niños, esas personas eran los que llevaban las tijeras o el cuchillo con la punta hacia arriba corriendo de un lado a otro.

¿Qué no ven que pueden lastimar a alguien?

De pequeña me enseñaron cómo debía llevar las tijeras, me enseñaron a no correr con artículos punzo cortantes para no dañarme y no dañar a los demás.

Antes de decir te quiero debo de sentirlo, sentirlo en el estómago, en la piel.

Debo sentirlo.

Qué miedo cuando dicen ­»te quiero» como si fuera un saludo, como si fuera una vocal, sin saber el daño que puede causar.

Fotografía por Luis Torres

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *