POR TI

Cuando yo leía el típico “llegaste tú y todo cambio” para mí era la cosa más tonta y cursi del mundo, hasta que en serio llegaste TÚ y TODO cambio.

Desde el primer ¡hola! todo se movió dentro de mí, ¿cómo es que sentía cosas por alguien que no conocía?, eso no podía pasar ¿verdad?  ¿Cómo es que tan fácil podía sentir algo? yo era tan precavida con mis sentimientos que analizaba todo antes de poder siquiera  salir con alguien. Protegía tanto mi corazón que en verdad había dejado pasar a muchos por miedo, pero contigo pfff …….

ME ENCANTAS, si con mayúsculas y todo, me encanta tu carita, tus cejas, tus ojotes, tu voz, me encanta esa sensación que recorre mi cuerpo cuando me hablas, tus buenos días, tus buenas noches, cuando me besas, cuando me tocas.

Tal vez tú no lo sabes pero cambie, y si cambie por ti, porque me di cuenta que todas esas manías que tenía las podía dejar pasar solo para poder estar bien contigo, porque tú lo vales, o más bien estos sentimientos lo valen.

Pero creo que estoy cometiendo un error, algo no está bien, yo estoy sintiendo más de lo que tú sientes, lo noto y no quiero escucharme paranoica o que mis inseguridades se proyecten ni nada, pero yo lo sé, yo he sido tú, yo sé lo que es perder el interés.

Me tienes en una montaña rusa de emociones, un día estas bien, súper bien y otro día estas distante, un día me dices que te gusto y de repente dejas de contestarme, un día me hablas bien y otro día te doy flojera.

Intento ser la mejor versión de mí por ti, estoy tratando, trato de controlarme, de no asustarte, porque sé que yo no tengo mucho que ofrecerte, es decir, yo sé que no provoco en ti lo que tú provocas en mí,  estoy tratando de curar mis heridas para que tú no lo tengas que hacer, porque es lo menos que puedo hacer por ti, estoy tratando con muchas ganas y con muchas fuerzas.

Quiero quitarme las dudas, no quiero seguir llenándome la cabeza con ideas que pueden o no ser ciertas.  Ahora mi peor batalla es entre lo que siento y entre lo que creo que tú sientes.

Me estoy cansando de pedir atención, de repasar una y mil veces si hice o dije algo mal, estoy cansada de que mi humor dependa de ti, de estar bien si me hablas de estar mal si no lo haces.

Sé que me harás pedazos, sé que me vas a romper el corazón, pero aun así VAAA, a donde quieras y lo que quieras pero solo contigo.

Y ahora dime ¿Qué sientes tú por mí?

CONCLUSIÓN: NADA, NO SENTÍA NADA POR MI.

Fotografía por Nastya Pestrikova