Perrito amarillo con botitas

25 mayo, 2018

Estoy escribiendo un ensayo de cine, mientras escucho música pero por alguna extraña razón el aleatorio puso una canción de Pulp y fue inevitable acordarme de ti. Fue una sensación de melancolía porque sé que aunque te tenga en las redes sociales más comunes hoy día no sé mucho de ti, y para ser sinceros me gustaría volver a leer esos sueños que recordabas al amanecer, o simplemente saber como te había ido en el día, leer lo que escribía tu alter ego. visitar algún museo y besarnos, tomar un café y hablar sobre la decadencia humana o simplemente tomarnos de la mano aunque terminen sudadas.

Da igual todo eso, no importa, lo único que hoy tengo de ti es ese casette de Chaikovsky, el perrito amarillo con botitas que hiciste de arcilla y tus dibujos, pero tampoco nada de eso importa mucho porque mañana será un nuevo día, y puede que no te recuerde o puede que sí, todo depende del aleatorio de YouTube.

Bueno, solo me gustaría que supieras que nunca es tarde para comenzar de nuevo.

Fotografía: Michelle Owen

por

Artista visual interdisciplinaria, mujer periférica. Escritora de microficciones, reseñas, entrevistas y guiones cinematográficos. Coleccionista de ojeras, me gusta quebrar algo en el día.