Pensamientos lúcidos

Eres un sentimiento amargo, agridulce.

Te conocí en el lugar donde siempre regreso para encontrarme.

El tiempo se detuvo, hice una parada en tu mirada y no he podido migrar. Hice una parada en tu sonrisa y sigo esperando en silencio a tu encuentro.

No suelo estar segura de muchas cosas.

Pero se que si regresas no sabría negarte. Si regresas estaría a tu lado para verte amanecer y florecer con tu arte.

Fotografía por Richard Gaston

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *