Mujer libre

23 noviembre, 2020

Atravesaré lo que sea necesario para llegar a tus labios.

No te preocupes, mujer libre, sin ataduras, no te someteré bajo las cadenas de mi amor.

Tu espalda me invita a navegarte, tus hombros a desearte, déjame entrar en los lugares más oscuros de tu ser, déjame aunque sea un instante volverte mía y así tal vez quieras volver.

Fotografía por Brook Mckeon

por

La rara de la clase, fiel creyente del amor bonito. Futura criminóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *