Enemigo

23 noviembre, 2020

Llevaba todo ese tiempo escondido, vivía entre las piedras, en dónde no lo podía ver, pero el enemigo viajaba con él y mientras más se escondía, más cerca estaba y más cerca está y cuando él duerme, él oscuro se sienta en la orilla de la cama, lo mira y nunca se va a ir, nunca se irá…

Fotografía por Brook Mckeon

por

La rara de la clase, fiel creyente del amor bonito. Futura criminóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *