Me hiciste entristecer hasta que amé el tono azulado

11 febrero, 2019

Ya es menos el ardor, nunca piensas en los daños colaterales que causan tus estupidas acciones. Pero me gusta saber que siento ahora, hacia donde dirigiré mi camino y se hacia qué camino me vas empujando tú. Quisiera perderme un rato en tanto que seria sinico. Me gustaría romperte el corazón, pero te amo demasiado como para hacer que sientas lo que he sentido yo, nunca me lo permitiría, me odiaría si te viera desolado.

Sé con cada latido que doy que, te amaré, te amo y no dejaré de amarte aún cuando no pueda dar un latido más. Me gusta amarte, me inspira, pero odio amarte sin tu presencia en la casa, en mi rutina, sin tu aroma en mi cama…

Fotografía: Justin Vogel