La lista

Tengo que hacerte esta penosa visita, inesperada y con mucha prisa, ocurre que te has marchado y esta deuda no me pagaste, aquí te dejo esta lista de lo que me debes:
Para empezar, deja de llamar a esa tu sonrisa, si la conociste por mí nunca fue tuya, yo te observaba al llegar, serio como un loco y al mirarme se salía, sí!, esa sonrisa se salía, me da mucha pena pero me la tienes que entregar.
Número dos: nuestros buenos momentos, lamento decirte que mi trabajo creativo tiene un precio, nunca recibí ni un cheque tuyo por hacerte tan feliz, ahora parece egocéntrico pero conservo fotos y mil cartas donde compruebo que fuiste feliz, de eso quiero el 20% más, me debes en total 1494 días de felicidad, los cuales cobrare con la mayor brevedad.
Tercer punto: necesito recuperar el tiempo perdido en días de hacer nada, tienes que saber que dormir y comer es algo necesario para la humanidad, si por algún compromiso a tu lado retarde esas actividades tendrás que pagarme por hacerle daño a mi salud, eso incluye las noches en vela que pase pensando en ti, también los días que se me iba el hambre preocupada por ti, por ser la causa principal en resumidas cuentas me debes 6 meses de cama y despensa, puedes pagarlos como te parezca mejor, las noches en vela se cobraran al doble por el desgaste físico que estas necesitan, por lo que debes dormir a mi lado para recuperar tu ausencia en aquellos momentos.
Punto número 4: cartas, dibujos, pinturas, adornos, regalos, etc. Aunque estos fuesen regalos debes reconocer que te causaron una gran alegría, y como lo mencioné anteriormente mi trabajo creativo tiene un precio, por lo que me debes entregar el doble de esas alegrías en especie debido a los intereses, (no te preocupes, te pagare con las mismas clausulas tus obsequios).
Quinto y último cobro: Las promesas, este ha sido el último por ser el más delicado e importante a tratar, durante aproximadamente 1245 días escuche de tu boca planes y promesas que se cumplirían en el trascurso de nuestro camino, al haberse fracturado el mismo me veo en la penosa y terrible posición de cobrarte todas y cada una de tus palabras, como estoy segura eres una persona de palabra lo podrás cumplir sin ningún impedimento, siendo consciente de lo que esto te puede causar considere no aumentar intereses a este último punto, ya que jurar al infinito parece bastante comisión.
Sin más que decir, me despido por el momento esperando recibas este documento con agrado y me envíes tu respuesta con la fecha y cuenta en la que debo cobrar mis demandas.
Besos, Abrazos y Mucho cariño para ti.

Fotografía por Jocelyn Catterson

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

5 comentarios

  1. Claudia Bartlett

    Qué maravllosa manera de hacernos viajar a la historia escrita. Bravoooo! Te amo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *