Kübler-Ross

Nunca imaginé que sería así, no fue muy fácil terminarlo, era necesario.

Como no dolía pensé «qué fácil».

Jajajaja

Me estoy muriendo y de la peor manera que se puede morir, esa en la que no mueres y deseas la muerte.

Es esa etapa del duelo en la que no hay ni una puta sola área de la vida qué no se vea afectada por ese dolor…

Perdí tiempo, perdí vida…

Gané experiencia, pero como duele esta herida, sé que sanará y lo sé porque desde pequeña he tenido heridas y sólo quedan las cicatrices como esa que tengo en la pierna izquierda que me hice a los diez años con el estoperol de mi pantalón vaquero que se abrió y al lanzarme por el bolo me abrió y ni cuenta me dí hasta que sentí frío y ví la sangre y comencé a llorar.

 

Una cicatriz más, una historia más, una vida menos.

Fotografía por Barbaros Cargurgel

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *