Instante

28 julio, 2018

El arrebol nos penetra en lo más alto del monte.
Caminamos…
Mis pies traspasaron las piedras.
Me volví una con la naturaleza.
Fuimos agua.
Fuimos tierra.
Fuimos viento.
Fuimos el Sol y las nubes.
Nos quedamos hasta que el primer rayo de luz nos acarició.
¿Recordarás éstos días cuando se nos vengan los años encima?

Fotografía: Luciana Giachino

por

El simple hecho de existir es una sensación inefable