Idilios

Yo, con un par de almas dentro,
hay una primera, de frenesí y súbita,
hay una segunda, de refute y cúbica,
siempre juntas por fuera y en el centro.

Y no sé si sinoples o pardos ojos,
decidir atención o indiferencia,
bozos bermejos o fuliginosos,
idilios nuevos, idilios añosos.

El primero ayudó a olvidar al segundo,
y el segundo me hizo amar al primero,
en un solo día, en tan solo un momento,
pasando en un minuto, en un solo segundo.

Catadura de matices viéndolos,
una misma historia que los tres sabemos,
desamor, aversión, rencor, antipatía,
ese fue el final, ¿quién lo sabría?

Fotografía por Erik Wetsoe

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

4 comentarios

  1. Isaac Gutiérrez

    Es increíble la capacidad de canción que tienen estás palabras, me hicieron sentir como la primera vez que sentí amor, los idilios tal y como tú lo dices, son momentos que duelen mucho y al mismo tiempo son cosas que te llevan al cielo, bravo, me encantó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *