Huella de una historia de dos cometas

Podemos ser bellas cometas, viajando a donde queramos por toda la galaxia, ir una tras otras, recorriendo universos, haciendo una danza espectacular, a nuestro ritmo y a nuestro sentir. Inventando pasos nuevos, dejar un brillo maravilloso por todas partes, haciendo que los planetas y las demás estrellas nos volteen a ver, haciendo que la naturaleza del tiempo se reinvente y lo hagamos único, provocando vida sin querer a nuestro alrededor, siendo energía nuestra, siendo el todo lo que queramos ser. Todo en nosotros, nosotros en todo, siendo, viviendo, disfrutando, creando, amando.

Y en el final del infinito sentarnos y contemplar lo creado, respirar en el infinito que vivimos, que estamos, que hemos llegado, admirarnos completamente.
Y si volvemos a volar juntos, haremos un nuevo amor, crearemos un infinito de nosotros para nosotros.
Y si volamos por diferentes universos, separados de estrellas, sabremos que nos hemos unidos por el polvo estelar que hemos soltado.

Mira el cielo…dime que ves?

Fotografía por Isa Gelb

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.