Hay un jaguar en la sala

Nos vimos por séptima vez.

Número de la suerte, pero fue lo que menos tuvimos.

Me esperabas fumando solo.

Dejaste el café a medias en la cocina.

Voy a escuchar canciones de moda, todo el fin de semana porque son las únicas que no me recuerdan nada y tampoco me hacen sentir.

La taza fue azul.

Ya fuiste feliz.

No recuerdo tu cara y había un jaguar en medio de la sala.

¿Por qué siguió el café en la mesa?

Que ya estaba frió y sin sentido, igual que cuando yo sonrió.

Empezamos mal.

El café estaba en mi taza favorita.

¿Fuiste feliz?

Fotografía: Anton Fadeev

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.