Fuego interior

Dentro de ti algo inexplicable, inexplorable, la idea de tener a alguien que te quiera y te comprenda. La idea inexplorada de lo desconocido, del amor prohibido, de la fruta oculta y el sabor sin conocer. El fuego que carcome tu mente y tus sentimientos, que te hace sentir fuera de lugar. El sexo con desconocidos hasta que obtienes una enfermedad incurable. Los abrazos prohibidos por la sociedad misógina y machista, las balas regaladas en las calles de la zona roja.

Tu madre corre para abrazarte y decirte lo orgullosa que está de ti, de que hayas logrado tus objetivos. El mapa de lo desconocido, el mapa que se abre y no te muestra su interior, sus ojos que se abren y su vientre que se moja. Logras abrazar lo desconocido, aquello que tanto añorabas y deseabas, el amor eterno, la costilla de Adán, el costado de Cristo.

Herpes labial que aparece con los cambios de temperatura y te hace sonreír con la calentura del cuerpo. Corazón que no ve, ojos que no sienten, amor incomprendido entre una mujer horrenda y un hombre más feo. Colores psicodélicos que brillaban en la oscuridad de la noche parpadeante y sus estrellas apagadas. -Imagínate lo que vamos a hacer cuando seamos ricos, todas las preocupaciones se nos acabarían. Algunas veces también fantaseo contigo, si te he de ser sincero, mientras criticamos el sistema político y nos tomamos de la mano abrazados, mirando el atardecer mientras muere.

Fotografía por Bill Dane

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.