Exceso de futuro

Y es que en días como este me visita un exceso de futuro que se convierte en ansiedad, porque era en estos días cuando la tenía en mis brazos y le podía hacer el amor, con todo el amor y lujuria del mundo.

Era en estos días cuando más sentía su calor y la vida en verdad me sonreía, pero ahora en su lugar solamente hay un hueco profundo.

¿Habrá un próximo viaje a la playa para dos? Porque era en esos viajes cuando descubríamos un poco más del otro y la magia no hacía más que crecer.

Y es que seguimos juntos, pero encerrados, y así solo enferma la distancia, que en ocasiones pareciera que jamás va a desaparecer.

Mientras tanto solo me quedo esperando que regresen esos domingos de abrazos, comidas y besos, me quedo esperando a seguir compartiendo contigo un amor con el que poder hacernos viejos.

Fotografía por Ian Allaway

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *