Es mi culpa

La culpa es de quién se enamora.

Es mi culpa dejar la puerta abierta cuando te vas, con la esperanza de que regreses siempre.

Es mi culpa el verte, con estos ojos que no brillaron en mucho tiempo en medio del atardecer.

Es mi culpa el verte como culpable de todo, y verme como una víctima de tu amor.

Es mi culpa vender consejos, es mi culpa no tener para mí.

Es mi culpa el pensarte todo el tiempo, y también lo es, el pensar mal de ti.

Es mi culpa fallarte a ti, y aún más importante fallarme a mí.

Fotografía: Le Tans

Crissa G.
Autor

A Crissa no le gusta su nombre y jamás se le calientan los pies.

No se han encontrado entradas.