En el 2008 Cliff Richard y tú hostigaban a mi subconsciente

¿Recuerdas cuando te paseabas con tu sudadera Vans sintiéndote un alma alternativa?
Era uno de los trucos del 2008.
Y funcionó.
Soñé contigo 16 veces.
Una vez me diste una paleta de coco (¡Qué miedo!).
En otra ocasión me dijiste “Bonitos calzones”.
Y en otra me preguntabas “¿Quién se quedó dormida en mi cama?”
Sí, en mi sueño yo dormía en tu cama y soñaba con amapolas que susurraban “Young hearts shouldn’t be afraid”.
Ahora ya no duermo.
A veces finjo dormir y pienso en lo que sentía por ti.
¿Cómo se dice en francés?
Brouillard. Brouillard. Brouillard. Así se dice en francés lo que yo sentía por ti.

Fotografía: Vinnie Nanthavongsa

No se han encontrado entradas.