Diez dedos

¿Por qué querer prolongar lo efímero?

¿Por qué querer hacer de lo mundano algo extraterrestrial?

O ¿es celestial?

O ¿esto es puro y sin contaminar?

¿Soy su Pandemo?

O

¿Soy su Uranio?

Vulgar y terrenal

O

Hermosa y celestial

Acaso somos divinos y no humanos

Jodidos idealismos

Yo solo quiero tus diez dedos sobre mi piel

«Es como un temblor de tierra» dijo José Arcadio en cien años de soledad.

Y si más adelante dejaras una huella existencial en mi alma, solo así podría extrañar los colores de tu piel.

El olor de tu piel.

No deseo que de esta adoración quede vanidad y vacuidad.

Evitemos un amorío funesto.

Aristoteles lo dijo: hay cosas que están eternamente reunidas y es imposible su separación. Otras están eternamente separadas y es imposible reunirlas.

Disfrutemos de este destino o casualidad.

De esta energía cósmica que mantiene unidos a los entes.

Además, eres humano, en el humano esta impresa la imperfección.

Fotografía: John Kilar | Instagram

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.