—Diablo

25 mayo, 2018

Todos tenemos una vocecita en la cabeza, que nos dice, que lo que sea que estemos haciendo, está mal. Todos tenemos ese espejo que nunca nos hace el paro y no nos hace ver lo suficientemente delgados. Todos estamos en el mismo infierno, todos lidiando con nuestros demonios diferentes.

Desafortunadamente, el mío es rápido para imitar y es de lo más oscuro posible. Mi demonio está en la punta de mi dedo gordo del pie y, ¿cómo puedes matar al diablo si está hecho de tu propia sombra?

Fotografía: John Kilar | Instagram