despedidas

con facilidad me llegan recuerdos de risas, de modos, de caricias, imagenes que me recuerdan lugares seguros y felices; igual llegan en frases o chistes, relatos de anécdotas profundas o confesiones de miedos escondidos.

cada vez es diferente, me tomo un momento para absorberlo y lo que sigue de ahí a veces es muy bueno, otras son nostalgias que me sacan del plano del que estoy forzando una tristeza pesada pero conocida.

no es fácil cuando las cosas se separan estando en momentos tan célebres, cuando las cosas están fluyendo tan bien, cuando las personas conectan en tantos niveles, cuando ninguno de los dos quieren que acaben.

no es fácil saber que ahora estás en un nuevo lugar, nuevas personas o personas viejas con más años y conexiones que las que el tiempo juntos nos dio, tal vez contando alguna cosa de la que forme parte aunque sea en pequeña cantidad, tal vez algo que te dejo este lugar.

no es fácil saber cuando te llegan los recuerdos, por que aunque el sentimiento después de eso siempre cambie, inmediatamente después me llega el flash de la última vez que te vi, lo último que nos dijimos cara a cara, de las despedidas que no me gustan nada.

Fotografía por: Can Dagarslani

Laarfs

Veo vídeos del país en donde voy a vivir. Canto Joan Sebastian mientras bailo como Nathy Peluso y tomo como Jenni Rivera. Cuando estoy aburrida escogo a alguien del lugar en el que este para imaginarme como me lo ligaría y trato de adivinar que tan bueno es en la cama.