De nada, sin gracias

De nada sirve estar bien de lunes a sábado a medio día si por la tarde te distraen las clavículas ajenas y las pieles lienzos por tatuar, de nada sirve tu interpretación maravillosa si solo interpretas mis molestias como dificultad para decidir traducida en inseguridad para ti, por no tener los brazos que abracen a tus hijos y eventualmente a ti en la vejez. De nada sirve estar bien el lunes con el periódico matutino si entre paginas me mandas tus cartas de desencanto y en las sopas de letras me puedo comer todos tus prejuicios. De nada sirve compartir el mismo gusto musical si no mantenemos el ritmo que mueve nuestros cuerpos al pulsar del bajo pero sí al pulso de hacer el amor y de nada sirve hacer el amor desnudos si nunca te quitas las gafas que filtran para mal todo lo que ves en mí. De nada me sirve verte bien a mi si ni siquiera en este momento que te tengo a mi lado te dignas a voltear porque no es jueves por la noche ni te has fumado un cigarrillo, ni has bebido alcohol, ni me has desfalcado el alma que tiene una divisa deseada por un par y que tu nunca podrás pagar, sin embargo invierto hasta mi ultimo centavo de afecto esperando que esa mano que recibe tarde o temprano llegue a quebrar.

Fotografía: John Kilar | Instagram

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.