Cualquier día después de medianoche

La sombra de mi cabeza

se refleja en su estómago

contra la luz azulada.

Soy tan pequeña.

Él va por una birra

y yo me quedo bailando sola.

Alguien viene a mí

me saluda

me felicita por lo de la tesis

me da un trago

de su propia cerveza

yo me pongo incómoda

y sigo bailando.

Un mae pasa detrás mío

me toca las nalgas

no sé si fue a propósito

o no

entonces cierro los ojos

y sigo bailando.

Él regresa

bailamos muy pegados

yo siento su erección

casi a la altura de mi ombligo.

Soy tan pequeña.

Nos besamos

él se inclina un poco

porque no puedo ponerme de puntillas.

Nos besamos

y es un pacto

para no dormir solos esta noche.

Nos besamos

como una forma de no vomitar

de no hablar

de no llorar.

Terminamos

él me besa la frente

y me chupa la cabeza

siento un escalofrío

me da asco

después risa.

Él me dice

qué pequeña que es.

Nos reímos

cierro los ojos de nuevo

y seguimos bailando.

Fotografía: Tiago Almança

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Inside
Avatar

Bueno, yo me dedico a escribir, soy escritora. No autora, no dramaturga, no guionista, no poeta; escritora. Por eso me gusta decir que soy digitadora, es más explícito que escritora. Y secretaria -sobrecalificada- porque, en dos platos, yo me dedico a poner en palabras, frases, oraciones y párrafos todo el pensamiento que se generó de alguna colectividad (reuniones, ensayos, mesas de tragos, fiestas...) También me dedico a leer y pensar sobre lo que leo, quizá eso es lo que más hago. Hablar es parte de mi oficio. También darle de comer a las gatas y decirle a mis amigxs cuánto lxs amo, eso tambié.