Autor: Susan De la Cruz

Un amanecer

25 mayo, 2018

Saber que uno se pasa la vida buscando la felicidad, cuando la tenemos frente a nuestros ojos. Cada mañana al despertar y ver un amanecer es saber que tenemos la oportunidad para ser felices, en el aroma de tu taza de café y en esa pequeña lectura mirando por la ventana, viendo pasar las horas. […]

Soy

20 abril, 2018

Soy de esas mujeres de sueños grandes y realidades pequeñas, de esas que su color favorito es el azul; como el mar, para un día perderme en su inmensidad. De esas mujeres de ojos grandes y sonrisas fingidas, de esas que se enamoran para toda la vida; que no importan si los amores se van […]

Hoy enferme de ti

16 abril, 2018

Hoy te extraño como hacia tanto que no lo hacia, con esas ganas impacientes  de saber de ti, de escuchar tu voz, de ver el brillo en tus ojos. De tan solo pensarte mi piel se eriza, te pienso y cada vez te extraño más. Hoy me enferme de tí, de esas ganas de tenerte […]

No me extrañes

17 marzo, 2018

Que la vida te da, te enseña y te hace creer que eres afortunado, por tener paz y armonía y así un día sin querer, sin pensarlo nos arrebata todo, nos sacude, nos transforma. Nos deja caer sin temor al dolor, ese que te cambia para siempre, ese que llevarás toda la vida para recordar […]

Amarillo

17 marzo, 2018

Soy amarillo, soy felicidad y alegría, como una piña jugosa en verano; como esa rosa amarilla que no quiere conquistar a nadie solo quiere transmitir su felicidad de ser hermosa y diferente. Amarillo como una olorosa guayaba o naranja que puedes disfrutar en tu soledad. Me gusta ser tan amarillo como el sol que resplandece […]

No soy para siempre

23 enero, 2018

Y así una mañana puedo despertar siendo el suspiro de una gran noche, puedo ser la taza de café molido, el amanecer, el tráfico, la melodía que suena en la radio. Puedo ser la copa de vino que acompaña la pasta, el viento que te despeña por tu caminar, la sabana que acaricia tu piel, […]

Seguramente solo fue un mal viaje

21 enero, 2018

Siempre creí que tu cariño era real que nuestro amor era único. Pero después de la sobredosis de amor, de inhalar tu perfume, de esos besos que hacían que la cabeza me explotara comprendí que seguramente solo era un mal viaje… porque el amor no existe. Fotografía: ourutopia