26 mayo, 2018

No podía dejar de verte cuando descubrí que eres tú.

Eres tú la única persona que me destruye y construye en dos palabras.

Eres tú, cuando hablas de más, miras a otras o escondes cosas.

Eres tú, la persona a la que intento escribirle un texto, pero no tengo letras hoy.

Eres tú, pero tú, eres nada.

Fotografía: Anne-Sophie Landou

por

A Crissa no le gusta su nombre y jamás se le calientan los pies.